jeudi 5 novembre 2009

UN POEMA SOBRE SUEÑOS


OTRO LADO

De aquí salgo vestida
con sábanas, almohada
y edredón.

Una vez en el umbral
atravieso desnuda
la atmósfera del sueño
y me visto de gente,
de viajes, de lugares,
de variados objetos ruidosos
o del silencio;
de colores sordos o chillones
de besos locos
de alcoholes invencibles.

El sueño es mi vestido
urdimbre y trama
un álbum vivo de familia
estampas que ondulan
en mi cuerpo
marcas de agua
trágicos errores.

El sueño teje leves paños
membranas de diamante,
enredos viejos
con nuevas fibras;
el sueño es una alfombra voladora
un tapiz precioso
poblado de unicornios, elefantes
y momias botánicas.

Son los sueños hilos
estampados en la mano,
extensos tatuajes
brutales trampas de la noche,
señales en caminos invisibles
puertas de retornos falsos.

En el zaguán de la vuelta
inicio siempre el día
con ropa nueva.


DOS POEMAS DE LIRIO SOBRE LA MÚSICA

TRIO
para JLC

Él
alguna vez me dijo
estar preñado de música
y ahora algo
en la geometría flexible del trío
me lleva de la mano a la tibieza.

Ungida, preñada estoy también
no evoco ni recuerdo
no pregunto, estoy lejos de la carne
sin hojas ni ladridos
sin montañas
sin besos ni miradas
sólo notas
no mi cuerpo
en el agua violeta
un pentagrama
tiempo fluyente
tiempo detenido
yo y los otros
¿cuántos somos?

Palpamos todos
la respiración de un hombre
muerto hace dos siglos.

ORQUESTA

Reflexión de pólvora
vara delineante
y opulentos trazos.

Sus largos dedos
dibujan coordenadas,
segmentos, ojivas
e inquietas columnatas.

Cabe todo ahora en el silencio
en la lluvia entretejida por mi mano
casi tocando el hielo de su imperio
preciso como la escuadra
puntiagudo y frágil como la razón.

Dejo que fluya en mis arterias
dejo que surja a tiempo
como esa zapatilla
cuyo sudor
se disfraza de belleza.