mardi 19 janvier 2010

POEMAS DE LA ROPA

Publico parte del poemario que ganó el premio en Quintana Roo. El libro apareció en 2010.


ROPA EN EL TENDEDERO

El viento norte los anima:
surgen cuerpos
que algún día transpiraron.

Bailan como ahorcados
en lo marino de las flores y las rayas,
en el rosa frutal y mexicano,
en el azul apastelado de los calzones.

Bailan y no escapan de la vida,
hablan con su danza y adquieren
la exactitud de los fantasmas.


LA ROPA VIEJA

Mojada arruga triste,
cuerpo flácido en arroyo,
adornos de mugre y papeles de sabritas,
no le queda más
que decir su viaje último,
que sacar a la luz el momento del estreno,
del cuerpo bienamado,
del color de fiestas o revistas.

En el último escalón está la ropa vieja:
algo apestoso que ya nadie nadie quiere
y todos necesitan;

letrina y callejón de olvido,
pena y odio de no tener
a quien contar su historia,
y las ganas de matar a los que llegan.

La ropa vieja se acurruca y muere
pero tarda tanto que parece que está aún aquí,
sin vergüenza ni reojos,
cuero poliéster algodón rayón y látex,
la ropa vieja resiste y se resiste:

momificada
deja el mundo.


ROPA EN SUSPENSO

No hay pintor que lo refleje:
naranja de azafrán,
verde limón,
fluorescencia en crecimiento,

cegadores blancos
de sábanas nubosas
en suave danza vespertina

levitan y sonríen
poco les falta
para salir volando.


LA ROPA SUCIA

En el patio se retuerce,
calza el aire
la ropa sucia.

Se amontona en bolsas y susurra sorda
sus olores, sus manchas y su espera.

La ropa sucia podría quedarse sucia,
ser quemada,
mezclarse con inmundos trozos
de carne podrida, de cáscara de pera
y restos de guisado,
pero a mí me gusta
sacarla de la cesta
e imaginarla joven,
urgente de belleza,
dominando al mundo…

UN POEMA DEL LIBRO "HISTORIAS NATURALES"

h/Historias+Naturales+Gata.jpg">
Un poema escrito por mí, ilustrado a cuatro manos, con Nina Buono, mi hija. Es parte del libro Historias Naturales, publicado por Inst. Municipal de la Cultura de Gto., 2007
(English version below)

LA GATA ESA
Podía llamarse de cualquier modo
Pero el caso es
que salió caminando en cuatro patas
y volvió a la casa en dos.

Por arte de una noche en que el cometa
nos volcó su cauda helada
la pequeña gris se fue y creímos
que no regresaría.

Pero oh sorpresa
con un palmo de narices nos quedamos
al verla entrar con pantalón
corbata y blusa grana.

Pidió leche tibia en un vaso
con una pizca de canela por favor
y mirando alrededor buscaba el baño
¿podré tomar una duchita?

Desde luego durmió en cama
con sábanas blancas y tres colchones
por aquello del guisante, dijo.

Sus ojos maquillados
parecían aún más vivos
y creo que hasta habló
de asistir a la escuela al otro día
como parte de sus planes.

Al despertar buscamos
bajo el blanco lecho
en el comedor, en la terraza
pero ella ya estaba en el jardín
sin ropa
y limpiándose la cara
con su patita ensalivada.

THAT SHE-CAT
(Tranlation from Spanish by Ana Cervantes)

Her name
could be Anything
and the fact is
that she went out walking on 4 feet,
and came back on two.

That was the night when the comet
threw its icy tail over us:
the little grey cat went away
and left us thinking
she would never return.

But surprise!
We saw her going into the house
wearing trousers, a tie, and a magenta blouse.

She wanted warm milk in a glass,
“With a bit of cinammon, please”.
Looking around her,
she saw the bathroom, and asked,
“May I take a quick shower?”

She slept in a bed, of course,:
white sheets, three mattresses,
“because of the pea,”
she said.

Her eyes outlined with kohl
seemed more intense than ever,
and I think she even said
she would also go to school
as part of her plans.

The morning after, when we woke up
we looked for her
under the white bed,
in the dining room, on the terrace,
but she was already in the garden,
without any clothes,
and washing her face
with her little moist paw.