mardi 9 mars 2010

MÁS DE MI LIBRO "HISTORIAS NATURALES"



Otro poema del libro Historias Naturales (escrito en colaboración con mi hija Nina Olga Buono): ahora la personalidad y la historia de una gata particular:
(English version below)

ALBINA, MUÑECA VIVIENTE

Creemos que está rellena de transistores
de finos cables fluorescentes
y minúsculos hilos
sólo visibles en microscopio.

Su figura es
la de una momia egipcia
embalsamada en primavera de arena
y su fina piel, su cara,
podrían ser las de un armiño traicionero.

Es un enigma dulce
con una pizca de planeta extraño
viene de la galaxia de la leche
y sus ojos de glaciar nos interrogan
pues no se sabe aún
porqué alguien la mandó sobre esta Tierra.

Un gato malevo le dejó la marca
de los amores no correspondidos
una cicatriz que va de la pata al corazón.

Después de la costura
quedó como muñeca de trapo
fugitiva de abuelas hijas nietas
o como la criatura de un Frankenstein gatuno
caminando de milagro entre la hierba

Sigue hermosa
a pesar de todo
pero no logramos entender aún
quien
de verdad
Albina es.

ALBINA, LIVING DOLL
(translation Ana Cervantes)

We believe that
she’s full of transistors,
tiny fluorescent cables,
and threads
visible only through a microscope.

Her shape is
like an egyptian mummy
embalmed during a sandy spring:
her delicate fur and those features
could be those of a
treacherous ermine.

She’s a sweet enigma
a little bit from a strange planet.
She comes from the Milky Way
and her icy eyes question us
because no one knows
why she’s been sent here to our Earth.

A mean cat marked her
with his unrequited love,
a scar that goes from her left paw
to her heart.

After being sewed up,
she is like a rag doll,
a smart offspring of
Cat Frankenstein.
And even so,
we can see her
walking miraculously
through the grass...

She is beautiful
in spite of it all,
but still, we don’t get
who
Albina
truly
is.

2 commentaires:

  1. En lugar de andar entre la hierba, le deberían dar de fumar. Que vuele. Seguro así se sabe quién es, jajajaja. Un abrazo.

    RépondreSupprimer
  2. Si conocieras a la gatita en cuestión, verías que no necesita para nada fumar mota; ya es marigûanísima naturalmente! Es en verdad una gata extraterrestre...

    RépondreSupprimer