mercredi 19 janvier 2011

POEMA SOBRE OTRO PERRO



En nuestro reciente viaje a Chalmita (ver detalles entrada anterior), conocimos a varios perros muy interesantes, entre ellos, éste: 


TRIPIÉ
El perro de tres patas
tiene el color sabroso
de la cocoa caliente
-con canela-.
Tiene ojos de pistache,
hocico largo.
No sabe que sus huellas
son un múltiplo impar
no sabe lo que no puede
y por eso puede
subir veloz los cerros
y correr el maratón canino;
vibrar con los olores
del tlacuache y del tejón,
mojarse con el agua del apantle
-ese milagro-
El perro de tres patas es alegre;
no se lo ocurre otra manera
de ser feliz
¿así nació o así lo hicieron?
Poco importa, el perro impar
vive su vida
como el más completo
como el más amable
de los canes inmortales.

2 commentaires:

  1. Wow. Como cancerbero, el 3 le da su grandeza. Este chico Es GRANDE; tú lo hiciste sentir. Saludos desde el D.F., pero con corazón guayabo.

    RépondreSupprimer
  2. Algunos perros, si no todos, son un mismo dios que no tiene iglesia y que viene a la tierra a ver cómo anda todo por acá. Con sólo verlos, notar que están, los redimes de su existencia de perro, al hacerles un poema les das un hueco en tu alma.
    Ahora llevas a dios por dentro.
    Suerte y salud,
    Carlos

    RépondreSupprimer